Se juega como se vive

Tlaxcala. "Se juega como se vive" es una frase icónica del entrenador colombiano "Pacho" Maturana, una de mis favoritas sin lugar a duda y a la cual yo siempre le agrego "con fe", algo que va más allá de lo divino, la fe que pones en el resultado como consecuencia del arduo trabajo diario.


Este #GritaMéxicoA21 ha sido una montaña rusa de emociones, con buen desempeño en cancha, pero en varios partidos sin el resultado deseado, no obstante, de los descalabros la plantilla ha salido fortalecida en el terreno de juego y como grupo.

Antes de iniciar la crónica de la jornada 17 tengo que enfatizar el momento tras una derrota compleja en la fecha 16 ante Atlante en nuestra casa: tras los 90 minutos en el vestidor se respiró unión, se habló concreto y en el rezo grupal se dio la vuelta a la hoja para enfocarnos en nuestro objetivo, entrar a repechaje.

El escenario para enfrentar a Coyotes fue el indicado, la afición local jugó su papel incluso ante de iniciar el partido, un buen rival frente a nosotros, el Estadio Tlahuicole no había sido en resultados una plaza que nos favoreciera por lo cual era importante luchar contra todos los factores extra cancha que rodeaban el cotejo.

Últimos detalles y recordatorio de lo visto en la semana con el análisis del rival además de subrayar nuestro ADN por parte del timonel del equipo de Zacatecas, Alexis Moreno. Destacan las palabras determinación, concentración y madurez para encarar el cotejo.

Ya sobre el césped la oncena inicial hizo un gran desgaste físico, aprovechó su movilidad y en todo momento buscó encontrar siempre a un jugador desmarcado para progresar, incluso, desde nuestra propia área.

La ventaja llegó a balón parado tras una segunda jugada en la que nuestro defensa Horacio Torres mostró mucha tranquilidad para definir, mover las redes y volver a realizar ese festejo dedicado a los suyos. El 0-1 se mantuvo al llegar el descanso de medio tiempo.

Ajustes en la charla técnica para anular los ataques del rival, misma intensidad para seguir buscando el arco rival, un vestidor en el que se respiró unión y convencimiento de sacar un resultado manteniendo la esencia minera en la parte complementaria.

Partido redondo de todo el plantel que se selló con el gol de Armando González, un 0-2 que nos puso en la reclasificación y que ha significado la recompensa a un plantel que no ha parado de trabajar intensamente durante todo el torneo.

Festejo en el vestidor y ya está, una vuelta más a la página, que mañana tocará volver a trabajar a la espera de conocer a nuestro siguiente rival de fase convencidos que el lema de nuestro Estado seguirá siempre presente, El Trabajo Todo lo Vence (LVO).


"Se juega como se vive", y en esta institución se vive intenso, con trabajo arduo y siempre convencido que los resultados son la consecuencia del empeño que ponemos día a día. Los procesos son largos, por momentos difíciles, pero aquellos que no toman el riesgo de apostar por un proyecto a futuro no sabrán lo bien que se siente ir avanzando escalón a escalón.

#SiempreDelMinero






84 views0 comments

Recent Posts

See All